Receta pan de trigo sarraceno sin fermentar ni panificadora, muy fácil


Hay alimentos que casi todos consumimos en el nuestro día a día. El pan seria uno de ellos. A la hora de comprar productos de consumo habitual debemos asegurarnos de que sean de la mejor calidad posible y que sean beneficiosos para nuestro organismo. El pan de trigo sarraceno es una muy buena opción para sustituir el pan de harina blanca. Este cereal es un alimento originario de la Asia Central.


Es rico en ácido oleico, linoleico, palmítico, linolénico y no contiene gluten ni lactosa. Además ayuda a combatir el colesterol y las enfermedades cardiovasculares. Es un buen aliado si estás siguiendo una dieta antiinflamatoria.


Este tipo de cereal tiene múltiples beneficios, pero los mas beneficiosos son:


En primer lugar, Contiene propiedades antiinflamatorias y antibacterianas. contiene un antioxidante llamado rutina, que tiene altas propiedades beneficiosas como la antiinflamatoria y, que también, ayuda a combatir alergias, infecciones bacterianas, previene enfermedades cardiovasculares y fluidifica la sangre.


Muy rico en vitaminas y minerales. A nivel nutricional podemos considerarlo muy rico en vitaminas como la E, B1, B2, B6 y B9, y minerales como el potasio, fósforo, calcio, azufre, zinc y selenio. Además, podemos destacar su contenido en ácidos grasos esenciales como el omega 6.


Normalmente lo compro en una panadería de confianza, pero hoy me he animado a hacerlo en casa. Os dejo la receta a continuación.


Ingredientes⁠

500 gr de trigo sarraceno en grano

15 gr de psyllium en polvo⁠

1 vaso de agua⁠

AOVE⁠

Sal⁠

Una cucharada de semillas de lino y de chia⁠⠀


Paso a paso⁠

-Lava el trigo sarraceno⁠

-Deja el trigo sarraceno a remojo toda la noche⁠

-Al día siguiente, escurre los granos: yo también los he vuelto a lavar, pero puedes no hacerlo. ⁠


-Pon una cucharada de semillas de lino y chia con un poquito de agua en remojo 10 minutos. ⁠

-Pon los granos escurridos en un bol y añade el vaso de agua + los 15gr de psyllium en polvo + el AOVE, la sal y las semillas hidratadas.⁠

-Tritura todo hasta que quede una masa blanca⁠⠀

-Precalienta el horno a 200 grados, verte la masa en un molde o si te queda más sólida la puedes poner directamente encima de un papel de horno y en la bandeja sin necesidad de molde. Yo he hecho uno con molde y otro sin molde y los dos han quedado bien. Déjalos en el horno unos 50 minutos⁠


-Deja enfriar y lo puedes cortar en rebanadas. Las que no te comas las puedes congelar e ir sacando a medida que quieras.⁠

Está mucho más bueno un poco tostadito en la tostadora para que quede más crujiente. ⁠



LAS ÚLTIMAS NOVEDADES

¡¡¡Escríbeme!!! claudia.aipdiet@gmail.com

© 2020 Clàudia Llopis